LIPOFILLING

Durante el normal proceso de envejecimiento se va perdiendo volumen, que sumados a la flacidez de la piel provoca hundimientos, surcos y pliegues. La inyección de la propia grasa en áreas específicas consigue tratar de una forma más duradera esas pérdidas de volumen.

El proceso consiste en la extracción de grasa mediante técnicas de liposucción en las zonas con mayor adiposidad y microinjertándola (después de un proceso de lavado y centrifugado) en las zonas necesarias, consiguiendo un rostro más joven y fresco.

Aumento de manas