HILOS TENSORES

Otra de las formas de tener un rostro más joven es el uso de Hilos tensores espiculados que están indicados cuando hay cierto grado de flacidez cutánea sin pasar por el quirófano. Los hilos PDO (hilos de polidioxanona) se pueden colocar buscando  un efecto lifting tanto en el área facial como corporal, se aplican con anestesia local de forma ambulatoria y se pueden reanudar las actividades habituales inmediatamente.

A parte del efecto tensor inmediato de estos hilos, podemos beneficiarnos de su capacidad intrínseca de estimular la producción de colágeno endógeno mejorando la textura cutánea.

Un estiramiento facial con hilos es una alternativa segura  y poco invasiva a la cirugía de estiramiento facial tradicional.

Aumento de manas

Este procedimiento puede aportar una mirada más juvenil y fresca pero en ningún modo eliminar las arrugas peri oculares, popularmente conocidas como “patas de gallo”, tampoco elimina las “ojeras” oscuras ni eleva las cejas.

Las molestias asociadas a esta cirugía, son dolor o sensación de cuerpo extraño. Las suturas se retiran a los pocos días y será necesario un tratamiento local con colirios y pomadas antibióticas, ademas de analgésicos por vía oral.

La intervención se realiza casi siempre bajo anestesia local y sedación. Se realiza una extirpación  de la piel del párpado superior en forma de uso, quedando la cicatriz oculta al abrir los ojos, se puede realizar la intervención sólo en los párpados superiores o en ambos; en los párpados inferiores, si no hay exceso de piel, se puede realizar la extracción de las bolsas de grasa orbitaria por vía conjuntival (por dentro del ojo), quedando la cicatriz oculta.