CORRECCIÓN DE CICATRICES

El resultado final de cualquier intervención quirúrgica, a parte del resultado buscado, será valorado también en función de una cicatriz correcta y poco llamativa.

Por diversos factores, tanto propios del paciente (características de la piel, medicación, etc), como los debidos a la técnica quirúrgica, calidad y comportamiento de las suturas, tensión de la piel al momento del cierre etc, se traducirá en un resultado aceptable o ser una  futura fuente de complejos y frustración.

Aumento de manas

En muchas ocasiones, existe la posibilidad de realizar la extirpación quirúrgica  de esas cicatrices inestéticas y apoyados en una técnica  meticulosa de sutura con seguimiento de la evolución del proceso de cicatrización  con cremas, geles y/o láminas de silicona, corticoides intralesionales y radioterapia, se puede conseguir mejorar el resultado.

Un buen resultado quirúrgico debe ir acompañado de una cicatriz “marca inevitable”  poco visible, en un lugar fácil de esconder con el vestido y que causen las mínimas molestias.