AUMENTO DE GLÚTEOS CON INJERTO DE GRASA

Actualmente mediante técnicas de trasplante de grasa del propio paciente se puede conseguir un aumento de glúteos y armonizar el contorno de una forma global si se combinan con técnicas de liposucción de la zona media del abdomen y la espalda baja.

El tejido graso que se obtiene tras  la liposucción, después de ser purificado y tratado con antibióticos se infiltra en las áreas del glúteo donde se precise aumentar la forma, volumen  y proyección.

Esta intervención se realiza bajo anestesia general y requiere una noche de ingreso hospitalario, es preciso usar prendas de compresión en las zonas de la liposucción con descarga en las zonas del injerto.

Aumento de manas